domingo, 20 de septiembre de 2009

Marcos Román García, tiene un “Amor Ingrato”


"Con un mapire cargado de sueños", este pariaguanero camina por la senda del éxito.
"Me siento orgulloso de mi padre, a cada sitio que voy siempre hay alguien que le conoce y eso es motivo de satisfacción".

Pariaguán es una puerta abierta al llano venezolano, por allí se comunica el oriente y Guayana con el estado Guárico, es en ese suelo donde su gente empieza a "lanzar coplas al voleo", donde la idiosincrasia del llanero empieza a convertirse en botalón de ordeño.
Entre timples y tenoretes, bordones y primas, se ha abierto caminos en el difícil y competitivo mundo de la canta criolla, Marcos Román García, de niño sus juguetes eran bandolas, capachos, arpas y cuatros, diestramente ejecutados por su padre Don Román García.
Las chipolas y seis por derecho eran las canciones que arrullaban sus sueños.
Hoy este joven se nos presenta como un nuevo valor de la canta criolla, con un disco bajo el brazo como quien lleva un mapire cargado de sueños, sueños que pregona a los cuatro vientos con su garganta, que altanera, entona las melodías que componen su primer larga duración.
Esta placa discográfica de Marcos Román está compuesta por 14 temas, 12 de ellos son de su autoría, Canto a Bolívar, Mi Pariaguán de Antaño, A mi Bailadores, Laguna Brava, Vivencias de Pariaguán, A Francisca "Pancha" Duarte, Compadre Rigo Contreras, Un canto a Mérida, No te conocía, A los padres, y Homenaje a Tovar, además del promocional "Amor Ingrato" un pasaje con letra y música de Román García, donde se trata un tema que siempre es motivo de inspiración como es el derrumbe de los planes realizados para la vida en pareja. Los otros dos temas incorporados a a esta grabación son el track Nº 4 un pasaje letra y música de Manuel Luna y Orlando Aponte titulado Moneda de doble cara y el vals de Herrero y Armenteros, todo un clásico de la música venezolana, como lo es "Venezuela" que fue marcado con el número 14.
El acompañamiento musical está a cargo de Julito González y Oscar Ybirmas en el arpa, Euclides "El zurdo" Franco en el cuatro, en las maracas Ernesto Laya " Layita" y en el bajo Gailabi Jimenez.
Debut festivalero
Durante su etapa de estudiante participó en trece festivales locales y regionales, alcanzando el triunfo en 12 de ellos y un segundo lugar, esto le sirvió de aliciente para emprender el camino hacia el mundo profesional de la canta criolla.
Formador de semilleros
Mi padre es un gran apoyo, ha formado muchas personas, donde destacan los hermanos Rondón – Alejandro, Ignacio e Isaac- es bastante estricto, de hecho a mi y mi primo Andrés Rivas (también cantante) nos ha inculcado el respeto por la música como actividad profesional, el mantener siempre la ética como bandera y sobre todo la responsabilidad como un valor que no debe faltarnos nunca.